martes, 20 de octubre de 2009

Recordando letras de Borges...


“Sé que me acusan de soberbia, y tal vez de misantropía, y tal vez de locura. Tales acusaciones (que yo castigaré a su debido tiempo) son irrisorias. Es verdad que no salgo de mi casa, pero también es verdad que sus puertas (cuyo número es infinito, están abiertas día y noche a los hombres y también a los animales.
Que entre el que quiera. No hallará pompas mujeriles aquí ni el bizarro aparato de los palacios, pero sí la quietud y la soledad. Asimismo hallará una casa como no hay otra en la faz de la Tierra.”
JORGE LUIS BORGES

3 comentarios:

LOBOHERIDO dijo...

Gracias por recordar al gran Borges y su "La Casa de Asterión".
Un abrazo.

Marta Mena dijo...

A veces lobo, siento que esas letras han sido mìas, porque los que escribimos, o pintamos (porque la pinturita esa es mia!jaja, ya me la creo y todo..) tenemos esa necesidad de nuestra introspecciòn y soledad, y cuando leì esto... dije, ya le ha sucedido a alguien, ya ha sido incomprendido en su ostracismo... y es tan necesario y bienvenidos esos momentos... y es porque unicamente en el tiempo de quietud y soledad es donde aparece la musa que te inspira y te hace escribir... a mì por lo menos... pero eso no quita que uno estè siempre buen dispuesto a recibir y sea un gentil anfitriòn, en ocasiones...

Houellebecq dijo...

Delicioso pasaje de Borges pero aquí juegas con ventaja. A Borges no se le encuentra con la guardia baja casi nunca. Lo que escribía estaba entre muy bueno y excelente. Veo que nuestros gustos literarios son parecidos a pesar de los kilómetros.